LAS PERSONAS SON LA ÚLTIMA LÍNEA EN LA PROTECCIÓN DE LA ORGANIZACIÓN Y TIENEN QUE ESTAR PREPARADAS.

Hasta tal punto son las personas el punto más débil en la cadena de seguridad de las empresas, que cada vez más los ataques se dirigen a las personas, y no a los sistemas. Son más sencillos de ejecutar, y las probabilidades de crear una vía de entrada a la organización son mucho más altas, debido a la falta de preparación de los empleados para detectar y defenderse de las posibles amenazas. Por ello, su formación debe ir mucho más allá de la mera concienciación, que se ha mostrado ineficaz, y buscar su participación en la defensa activa. Si a esto se une la capacitación en las ´tecnologías más avanzadas en CiberSeguridad de los responsables técnicos, se logrará que el nivel de protección de la organización sea el más alto posible.


Ciberseguridad en el BOARD

CIBERSEGURIDAD Y DEFENSA

Formación técnica especializada para responsables de seguridad y sistemas sobre la utilización de políticas, tecnologías y productos de diferentes fabricantes. 

Formación a directivos no tecnológicos para la toma de decisiones basadas en el mensaje complejo del CISO,    sus implicaciones y sus riesgos para la organización.

FORMACIÓN A USUARIOS

COMPLIANCE

Programas específicos de concienciación y entrenamiento, efectivos y con resultados medibles  para el eslabón más débil de la cadena de seguridad.

Cumplimiento normativo para directivos y responsables tecnológicos, dirigido a evitar sanciones y responsabilidades para las personas o la organización.